Las legumbres: algo más que ventajas nutritivas

La  última publicación de mi compañera Marta Roldán hace referencia al Día Mundial de la Alimentación y a la campaña que lleva a cabo la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación  y la Agricultura) para que la sociedad tome conciencia de los cambios en el clima y sus consecuencias en los cultivos de los que obtenemos muchos alimentos.

Durante 2016, la FAO celebra además el AÑO INTERNACIONAL DE LAS LEGUMBRES.

Quiero aclarar que las legumbres pertenecen al grupo de las leguminosas: plantas  que producen semillas/frutos comestibles dentro de una vaina, utilizadas para el consumo humano y animal. Pero de todas esas plantas, la FAO clasifica como legumbres sólo aquellas cosechadas para obtener grano seco, por ejemplo las lentejas y los garbanzos. Los guisantes verdes, la soja y los cacahuetes son leguminosas, pero no cumplen el requisito principal par ser consideradas legumbres, por lo tanto la promoción de su consumo no es objeto de esta campaña.

El próximo número de la revista SCORe, que se está gestando ahora, tendrá a estos alimentos como protagonistas principales. Además de sus muchas cualidades nutritivas, a las que haremos referencia en la revista, quería dedicar este artículo a lo que las legumbres pueden hacer en favor del medio ambiente:

Desde el punto de vista agrícola, los sistemas de cultivos múltiples con legumbres mejoran la fertilidad del suelo (son muy buenas fijadoras de nitrógeno) y se pueden plantar en suelos muy pobres, inservibles para otros cultivos.

En comparación con otras fuentes de proteínas, especialmente las carnes, las legumbres tienen una huella hídrica muy baja (se consume poca agua para producirlas) y los residuos de los cultivos de legumbres -y de las leguminosas en general- también pueden utilizarse como forraje, mejorando así la calidad de la dieta animal.

Además, las legumbres pueden jugar un papel importante en la adaptación al cambio climático, ya que su amplia diversidad genética permite seleccionar y/o mejorar aquellas variedades resistentes a condiciones climáticas adversas. No debemos olvidar tampoco que se almacenan entre cosechas con mucho menor coste que otros alimentos.

legumbres

Así que, como consumidores, si escogemos de forma habitual servir legumbres en nuestra mesa, estaremos mejorando nuestra salud y además contribuyendo a la sostenibilidad del sistema agrícola y de la cadena alimentaria.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s