Un océano de manzanas

El pasado jueves 6 de octubre nos visitó Antonio Fernández, un apasionado de la manzana, su cultivo y los procesos de elaboración de la misma.
Toni forma parte del Club Sierense de Amigos de la Manzana (C.S.A.M) y tuvo la gentileza de compartir manzanas y conocimientos con parte del alumnado y profesorado de formación profesional de Industrias Alimentarias.
Llegó a nuestras instalaciones cargado de aromáticas y coloridas manzanas de multitud de variedades. Nos trajo manzanas de mesa (asturianas y foráneas) y manzanas de sidra (todas las de la D.O.P. Sidra de Asturias -menos una- y otras que de momento no lo están pero sí tienen buena aptitud sidrera).

En este punto, cabe mencionar la gran variedad de manzanas que actualmente se cultivan en Asturias. Muchas de ellas tienen aptitud sidrera mientras que otras son de mesa. Cómo dato a tener en cuenta en el Serida existe un banco de germoplasma que incluye un total de 603 variedades de manzano de sidra (Asturianas de sidra, Vascas de sidra, Extranjeras de sidra) y 192 de mesa (Asturianas de mesa, Gallegas, Variedades de mesa del nordeste, Extranjeras de mesa), así como otras especies de Malus. Desde luego, se trata de un inmenso océano de manzanas.

La actividad comenzó por una charla-coloquio, en la que Toni comenzó hablando de las peculiaridades de los manzanos y pomaradas asturianas, de precios, de bondades y dificultades en su cultivo y comercialización. Conversamos sobre bloques tecnológicos de manzanas sidreras, épocas de maduración, procesos de elaboración de sidra natural, usos culinarios de las manzanas de mesa y otros procesos de elaboración asociados a la manzana.
Posteriormente pasamos a la planta piloto donde el alumnado se encargó de preparar la exposición sobre variedades de manzanas. Una vez expuestas, comenzamos con la cata de las mismas. Para empezar, nos dio a probar 3 muestras de manzanas: una del bloque amargo, otra del dulce y otra del ácido. Seguimos catando manzanas foráneas y analizando las diferencias con respecto a las asturianas. Terminamos probando manzanas de la D.O, una variedad con aptitud mixta (de mesa y de sidra, llamada carrió) y otras manzanas con sabores deliciosos como la reineta parda o la carapanón. Personalmente, tengo que decir que soy de ese grupo de población a la que los sabores ácidos le fascinan, así es que me prendé de la limón-montés. Seguro que nuestro alumnado tendrá bien claras sus preferencias de consumo, ya que en esta tierra es fácil tener raíces enlazadas con la manzana.
Y por si fuera poco el aprendizaje de esta sesión, las manzanas que sobraron (y fueron muchas) quedaron a disposición del alumnado y profesorado para que analicemos en laboratorio, estudiemos su comportamiento tecnológico y hagamos su análisis sensorial.
Sin duda, ha sido un placer contar con Antonio en el IES.Escultor. Esperamos volver a verle por aquí.

2 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s